Los rumores eran ciertos. El mariscal de campo de los New England Patriots Tom Brady, de 42 años, anunció este martes su salida del equipo que lo vio convertirse en el mariscal de campo más exitoso de la historia de la NFL. Tras 20 años de carrera, el quarterback ganador de seis SuperBowl (2002, 2004, 2005, 2015, 2017 y 2019), confirmó su partida a través de las redes sociales, aunque no desveló dónde jugará la próxima temporada. “No podría ser el hombre que soy hoy sin las relaciones que ustedes me han permitido construir”, rezaba el mensaje dedicado a sus seguidores, compañeros de equipo, entrendadores y a todo el personal de la organización que le abrió las puertas en el 2000 y por la única que ha competido.

Ver imagen en Twitter

“Pese a que mi viaje por el fútbol me llevará a otros lugares, aprecio todo lo que hemos logrado y estoy agradecido con los logros de nuestro increíble EQUIPO”, dijo Brady. El mariscal de campo con unas estadísticas de juego que lo han llevado a ser considerado el mejor de todos los tiempos dijo reiteradas veces que quería competir hasta los 45 años. Sin embargo, la falta de acuerdoen la negociación de su nuevo contrato lo obligaron a despedirse del equipo y convertirse por primera vez en su carrera en agente libre. “Mi viaje en el fútbol americano continuará en otro sitio”, escribió, sin dar más detalles de su próximos pasos.

Robert Kraft, dueño de los Patriots, a quien Brady también le agradeció en su carta de despedida, publicó una declaración después de que se revelara de noticia en la que sostenía que amaba al jugador estrella “como a un hijo”. “Esperaba que nunca llegara este día, sino que Tom terminaría su notable carrera con el uniforme de los Patriots después de otro campeonato de la Super Bowl. Desafortunadamente, las dos partes no pudieron llegar a un acuerdo para permitir que ese sueño se hiciera realidad”, lamentaba Kraft. “Simplemente nunca habrá otro Tom Brady”, concluía.

El legendario entrenador Bill Belichick dijo “nada sobre el final de la carrera de Tom en los Patrios cambia lo insondablemente espectacular que fue” y agregó que “ha sido un privilegio entrenar a Tom Brady durante 20 años”. También recordó que el jugador ganó campeonatos en tres de sus primeros cuatro años en el campo y en tres de sus últimas seis temporadas con el equipo.

En el año 2000 Kraft y Belichick supieron ver la materia prima del entonces estudiante de la Universidad de Michigan. Ambos lo reclutaron cuando era el número 199 del draft de la NFL. Cuando Brady se presentó a Kraft en los pasillos del estadio, este le respondió: “‘Sé quién eres, eres Tom Brady de Michigan, te seleccionamos en la sexta ronda». El joven jugador replicó: «Así es, el jugador de sexta ronda que será la mejor decisión que esta franquicia haya tomado en su historia”, según recordó el dueño del equipo en una entrevista a ESPN. En 2001 la joven promesa se convirtió en titular suplente de Drew Bledsoe. Cuando este se lesionó, comenzó la era Tom Brady, que lo llevó a nueve Super Bowls y ha ser reconocido como el rey de la dinastía de los Patriots.

Brady es amigo del presidente Donald Trump, a quien dio su apoyo en 2016. Muchos lo criticaron cuando se vio que el jugador tenía en su casillero una gorra con el lema de campaña del republicano “Make America Great Again”, un regalo que le hizo el republicano, según explicó luego. El magate neoyorquino fue uno de los mayores defensores de Brady cuando en 2015 los Pats se vieron involucrados en el escándalo por usar balones desinflados conocido como Deflategate. La NFL castigó a Brady de los pases con cuatro juegos sin jugar y con una multa a la franquicia de un millón de dólares.

La pasada temporada, los Patrios cayaron en la fase previa por los sorprendentes Tennessee Titans (20-13). “¿Saben? Quién sabe lo que depare el futuro”, dijo Brady tras el partido. “¿Hay alguna posibilidad de que usted se retire?”, le preguntaron al quarterback. Él respondió: “es poco probable”. Pero desde entonces los rumores de su partida se hicieron cada vez más fuertes, hasta hoy.