Justin Bieber arranca el nuevo año por todo lo alto con el estreno de su nuevo single titulado Yummy. Hipnótico y con un mensaje repetitivo, este sencillo con sabor a fresa parece definir a la perfección lo «deliciosa» que es para él su relación con Hailey Baldwin. Una canción con la que el canadiense regresa a la música tras cinco años de espera después del lanzamiento de su anterior álbum Purpose y la declaración de intenciones de retirarse del mundo de la música que hizo en 2019 y que, para alegría de sus millones de fans, finalmente no ha llevado a cabo. Y que lejos de hacerse realizar esa falsa «jubilación», Bieber tiene previsto un 2020 imparable con la presentación de su nuevo álbum, el anuncio de una gira y hasta el estreno de su propia serie documental.

 Justin Bieber

Desde hace prácticamente un mes, Justin Bieber venía anunciando todas las novedades previstas en su carrera profesional en el comienzo de 2020. Rodeado de unas expectativas altísimas, el cantante ha estrenado su nuevo sencillo Yummy, es decir, «delicioso» en castellano. Inicialmente, lo único que acompañó esta melodía era un hipnótico vídeo inundado de color rosa en el que un helado cae sin fin mientras se puede leer la letra de la canción en la pantalla, cuya sencillez no impidió que en su primera hora de vida alcanzase el medio millón de reproducciones en YouTube, ni que se situara como trending topic. Eso sí, siguiendo con la costumbre de mantener la intriga, él mismo ha prometió un videoclip oficial que ya está disponible. Con un estilismo del que destaca su pelo teñido de rosa, el clip está fundamentalmente protagonizado por la comida de un gran banquete. En apenas 30 minutos después de su estreno ya rozaba la 500.000 visualizaciones.

Compuesta por él mismo, el adelanto de su próximo proyecto musical ha provocado la reacción inmediata de todos sus seguidores, visiblemente emocionados ante la vuelta de Justin. Y es que, aunque el cantante se ha dejado escuchar en colaboraciones como I don’t care con Ed Sheeran, 10.000 hours con Dan + Shay’s, Earth con Lil Dicky o Bad Guy con Billie Eilish, incluso incurriendo en el género latino con Luis Fonsi en Despacito- recientemente nombrada mejor canción latina de la década- hacía cuatro años que no se escuchaba ningún single en solitario del creador de Baby.

Justin Bieber

Yummy presenta una nueva etapa en la vida de Justin Bieber, con un sonido entre el pop y el R&B, en el que también se aprecia la esencia que ya dejó ver en Sorry, uno de sus trabajos más exitosos. Una canción en la que pone en el centro de atención a su mujer, Hailey Baldwin, y con la que parece declarar que, por fin, estña preparado para saltar de nuevo a escena. Una nueva era marcada por si situación personal de la que declaró: «Siento que esto es diferente a mis álbumes anteriores, solo por el lugar en el que estoy en mi vida en este momento.» Además, todo apunta a que su documental Seasons ayudará a comprender la visión más desconocida del artista, un recorrido del que Bieber ha dicho que quiere que sus fans formen parte. Sin embargo, habrá que esperar hasta el día 27 de enero para disfrutar del primer capítulo de una serie que se alza como la producción más cara de la plataforma YouTube, con una estimación de dos millones de dólares de coste por capítulo.